Chávez marcó pautas para los gobernantes del Siglo XXI

@yosvany_noguet

Desde un programa de televisión Chávez convocó al pueblo de la manera más diáfana y segura para implementar los cambios más necesarios en cada momento dentro de su país. Cada domingo cuando terminaba la mañana miles de venezolanos se dedicaban incluso a veces por más de 6 horas a seguir las palabras de Chávez, las instrucciones pensadas en construir una patria digna para todos… Tanto amor no le cabía en su pecho y era necesario que el mandatario lo compartiera con sus seguidores fueran o no de su Partido Socialista Unido de Venezuela.

chavez alo presidente

La propuesta del nuevo socialismo del Siglo XXI le distinguió hasta el punto que inicialmente no todos comprendían su total significado. El nuevo socialismo que Chávez trajo como propuesta para su país pensaba en aquellos que le hicieron convertirse en el presidente de los pobres de venezuela. Una receta propia, muy propia enriquecida con los cientos de conversaciones con Fidel, el padre guía de todos los procesos progresistas de nuestro continente… Una receta propia, con las premisas fundamentales de Marx y Engels aterrizadas en la realidad social de la Venezuela de hoy.

Era cotidiano encontrar al Comandante presidente inaugurando un nuevo polo productivo en la esfera petroquímica o entregando nuevas viviendas, incluso que se transmitían en cadena nacional por la red de medios públicos del país. Pero Chávez fue más allá de ese mero contacto televisivo semanal, a tono con su propuesta fue insertándose en todos los espacios posibles entre ellos la red de redes internet.

Primero llegaron las líneas de Chávez, una especie de indicaciones precisas para el combate del día a día contra la oligarquía que no descansa en planes de desestabilización y campañas infundadas para desconcertar a los desinformados. Ahí no acabó el empeño de Chávez por llegar a los suyos, se insertó en la web 2.0 para crear una retroalimentación directa, alejada de intermediarios y de toda la burocracia, que al parecer le abrumaba.

El blog de Chávez se convirtió en uno de los más visitados de Venezuela, sobre todo porque los necesitados encontraron allí una respuesta más temprano que tarde a sus reclamos. Las redes sociales fueron su más reciente descubrimiento y en ellas igualmente se insertó para estar a la vanguardia de estos tiempos. En esos medios trasciendió por propuestas de crecimiento social y porque con su llegada el facebook se puso rojo rojito como nos decía siempre cuando actualizaba sus contenidos.

Pero ocupó otra de las principales redes sociales de una forma suigéneris. Se mostró batallador desde su inicio al hacerse nombrar chávezcandanga y desarrolló el poder de síntesis en sus mensajes cortos a través de twitter. Otro campo de batalla ideológica en el que desplegó importantes contiendas.

Su legado más efectivo es habernos mostrado con hechos la premisa martiana de que la mejor manera de decir sigue siendo hacer. En esa sintonía Chávez es y será aquel hombre desenfadado y original que siempre tuvo algo importante e interesante que decir y nunca se quedó callado. Un hombre a la altura de estos tiempos y que lamentamos su pérdida pero agradecemos sus enseñanzas.

Revisitar sus textos, su historia y su vida será, sin dudas, una vital opción para los hombres de buena voluntad que piensen en el prógimo como en sí mismo. Chávez nos deja físicamente pero quedan sus enseñanzas como importante aporte a los gobernantes del nuevo siglo XXI.

Be Sociable, Share!
avatar

Autor: @YosvanyteleSUR

Presentador y Productor en TeleSUR. Periodista de la Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina. Ha trabajado como periodista y presentador de CubaTv y Cubavisión Internacional. Especialista en Dirección de Programas Informativos. Diplomado en Periodismo y Ciencias Sociales. Licenciado en Derecho. Universidad de La Habana.

1 opinión en “Chávez marcó pautas para los gobernantes del Siglo XXI”

  1. me gusta todo lo relacionado de nuestro comandante Hugo Chavez gracias DIOS hoy tenemos esta tegnologia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*