VENEZUELA: ¿QUIÉN PLANEA UN FRAUDE ELECTORAL?

@yosvany_noguet

Es muy natural que por estos días nos dediquemos a mirar y analizar con detenimiento lo que sucede en la República Bolivariana de Venezuela. Cada día falta menos para los comicios del 7 de octubre en los que casi 19 millones ciudadanos electores del país podrán decidir quién será el presidente venezolano desde 2013 y hasta 2019.

Las encuestadoras culminaron su trabajo y todas muestran al candidato de la Patria Hugo Rafael Chávez Frías como el ganador por amplia ventaja sobre el opositor Henrique Capriles Radonski.

Sin embargo, tras bambalinas se preparan intentonas desestabilizadoras teniendo en cuenta los pronósticos.  Capriles hizo público su plan de denunciar lo que denominó como un posible fraude de los chavistas. Lo que se traduce en poner en práctica las lecciones que durante todo este tiempo de campaña electoral recibiera de Freedom House, entidad establecida en Venezuela desde 2005.

Recordemos que Freedom House es una organización visible ante el mundo como no gubernamental, pero que en realidad es financiada y responde a los intereses de Agencia Central de Inteligencia estadounidense CIA, por sus siglas en inglés.

Fuentes informadas desde Venezuela denunciaron la estrategia empleada por la derecha que encabeza Capriles. Se trata de una visita casa por casa con la que el candidato opositor intentó mostrarse más cercano a los sectores populares, una técnica de trabajo psicológico utilizada con anterioridad en países como Panamá, Nicaragua y El Salvador.

Quizás por ello no fue casual en el acto del sábado anterior encontrar en las avenidas venezolanas a varios seguidores de Capriles con sombreros y banderas alegóricas a los Estados Unidos de Nortemérica, la verdadera mano que está detrás de todo el intento de arrebatarle el triunfo a Chávez el domingo 7 de octubre.

Reza el refrán que de tal palo es tal astilla, téngase en cuenta la acción despectiva hacia uno de los símbolos nacionales que tuviera Capriles durante uno de sus recientes actos de campaña en la Avenida Bolívar, cuando le entregaron una bandera de la actual República Boliviariana, la lanzó al suelo en señal de desprecio al pabellón nacional. Luego de aquello sus seguidores no se quedaron detrás, al parecer cansados abrieron una gran bandera a modo de mantel gigante y la hicieron dejar caer sobre el pavimento para más tarde sentarse sobre ella como si se tratara de una especie de pinic en medio de la ciudad.

Detrás de todo esto ha estado la mano de Viviana Giacaman, la funcionaria que atiende directamente los programas de Freedom House para América Latina. Su único plan tiene como meta el derrocamiento del gobierno constitucional del presidente Chávez.

Giacaman asesoró de forma directa los planes que lleva adelante la oposición durante una nada corta estancia en el Altamira Suites de Caracas.  Ella misma resulta la autora intelectual de la guerra sucia de desinformación generada en medios de prensa trasnacionales y sus afiliados o seguidores.

No es secreto para nadie que Chávez sigue siendo la piedra en el zapato de Norteamérica. Por ello no fue casual que Freedom House también tuviera implicaciones serias en el frustrado golpe de Estado que se gestó en 2002 contra Chávez.

Los verdaderos intereses están a la luz, solo no los ven quienes no quieren mirar. Chávez ya los desenmascaró al mostrar el paquetazo neoliberal que proclama la disolución de la constitución. En criterio de múltiples analistas la oposición servil no dudará ni un minuto para plegarse a los intereses económicos, ideológicos y políticos de Washington.

Otro aspecto también serio resulta la ruta del dinero que financia a los sectores de la oposición. La televisión estatal venezolana mostró recientemente una conversación entre uno de los más importantes empresarios del país y el padre de Capriles, durante la cual se discutió el posible apoyo financiero para el candidato opositor.

Además, solo unas semanas atrás hubo otro destape audiovisual que movió la agenda electoral venezolana. Se trata de la difusión de una grabación que compromete seriamente al diputado de Primero Justicia Juan Carlos Caldera, uno de los más íntimos aliados políticos del candidato de la derecha, Henrique Capriles Radonski.

En el video se aprecia claramente la recepción de fajos de billetes de un supuesto jefe, quien no era otro que un comerciante que a claras luces se nota que reside en el exterior y se muestra muy interesado en reunirse con Capriles. Luego de salir a la luz esa evidencia el candidato opositor negó el vínculo y exigió que el partido Primero Justicia expulsara de sus filas a Caldera.

Se especula que ese dinero proviene de operaciones de narcotráfico y de las arcas de Freedom House y su filial madre la agencia estadounidense para el desarrollo, USAID.

Muchas son las historias de terror dejadas a su paso por Freedom House, con sede en Washington y oficinas en más de diez países.  Sus más interesantes acciones se relacionan con la lucha contra el eje comunista mundial y en tareas de inteligencia desarrolladas durante la Guerra Fría.

En la década del 70 fue Freedom House quien fomentó los mensajes de Radio Europa Libre y luego en los 80 apoyó las estrategias de guerra psicológica contra Centroamérica, junto a la naciente Nacional Endowment for Democracy, NED.

Alguien pudiera pensar que siempre queremos hablar mal de los gobiernos de Estados Unidos; pero lo cierto es que en la política, como en la vida, las historias se repiten y todos los caminos nos llevan hacia un mismo destino.

 

 

Be Sociable, Share!
avatar

Autor: @YosvanyteleSUR

Presentador y Productor en TeleSUR. Periodista de la Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina. Ha trabajado como periodista y presentador de CubaTv y Cubavisión Internacional. Especialista en Dirección de Programas Informativos. Diplomado en Periodismo y Ciencias Sociales. Licenciado en Derecho. Universidad de La Habana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*