Cuba en pasos hacia nueva constitución popular

@yosvany_noguet
   Cuba comenta hoy sobre cómo se incluyeron en el debate la mitad de las propuestas realizadas por los ciudadanos en asambleas de barrios y centros  de estudio o trabajo, con dos puntos entre los más álgidos: la aprobación del matrimonio igualitario y la figura del presidente de la República.
  La mayor de las Antillas vivió intensas jornadas durante la consulta país dedicada al proyecto de nueva Constitución, un sondeo que llegó a todas las instituciones y sectores de la sociedad cubana desde el 13 de agosto hasta el 15 de noviembre y del cual se lograron procesar más de nueve mil propuestas sobre los temas más diversos que atañen a la nación caribeña.
  Traducido en cifras fueron 783 mil propuestas emitidas por los cubanos en 133 mil reuniones celebradas según confirmó el secretario del Consejo de Estado de Cuba, Homero Acosta, durante su intervención oral y pública en la sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular.
  Hubo opiniones no incorporadas al documento que siguen siendo valiosas, y pudieran considerarse a la hora de materializar en leyes el contenido de la carta magna, expresó Acosta ante el parlamento antillano.

En sus palabras el diputado e integrante de la comisión redactora de la carta magna aseguró que no se aceptaron el 49 por ciento de las propuestas tipo, entre otros aspectos porque no son objeto de la Constitución.

Corresponde a los diputados de la Asamblea Nacional pronunciarse sobre la iniciativa el próximo viernes, 21 de diciembre de 2018, durante este período que de manera formal se nombra Novena Legislatura.

El ente legislativo cubano aprobó el proyecto de nueva Constitución desde el 22 de julio anterior.

¿Qué sucede con la institución del matrimonio?

Desde las redes sociales durante el debate se movieron diferentes etiquetas como #NoHayRetroceso #NoCederemos #MatrimonioParaTodasLasPersonas #LGBTI y #82Va sin embargo, lo acontecido en las últimas horas hace pensar cómo en realidad se pondrán en marcha todas esas iniciativas.

La nueva formulación del matrimonio en el actual proyecto constitucional tiene peculiaridades como el hecho de que no dice matrimonio entre personas tal cual se había mostrado cuando el texto saliera al debate popular.

En aras de aclarar la situación y de manera responsable el sitio en facebook del CENESEX reproduce palabras de su directora la Dra. y diputada Mariela Castro Espín.

Desafortunadamente el mensaje tuiteado por nuestro órgano legislativo mutiló la nueva propuesta y con un enfoque no apropiado lanzó al ruedo lo que muchas personas están interpretando como un retroceso, explica.

Remarca la diputada que la nueva fórmula sostiene la esencia del artículo anteriormente propuesto (haciendo referencia al polémico artículo 68), pues borra el binarismo de género y heteronormatividad con el que estaba definido el matrimonio en la Constitución de 1976.

Según la directora del CENESEX, la variación en la nueva propuesta estriba en las sustitución de “personas” por “cónyuges”, cuestión que mantiene la posibilidad de que todas las personas podamos acceder a la institución matrimonial.

Para la parlamentaria hay incentivos adicionales en esta variación porque  coloca como elemento novedoso las uniones de hecho, sin atarlas a género alguno; esta figura, a la larga y según las estadísticas, es la más usada en nuestra sociedad, enfatizó a través de su explicación.

Más allá de las palabras, interpretadas de una u otra forma, algún sector de la población podría pensar que se trata de una marcha atrás, para lo cual también Castro Espín tiene respuestas en su texto recién publicado.

No hay retroceso, la esencia del artículo 68 se mantiene, la lucha continúa, ahora démosle el SÍ a la Constitución y luego cerremos filas para lograr un Código de Familia tan avanzado como el nuevo texto constitucional, precisaba la comunicación de la parlamentaria, líder de la sexodiversidad en la isla.

La hija del General de Ejército Raúl Castro y de la líder feminista caribeña Vilma Espín Guillois, concluyó con la premisa de no ceder a chantajes fundamentalistas y retrógrados que se oponen políticamente al proyecto emancipador de la Revolucion Cubana.

Amantes y detractores del proceso revolucionario antillano coinciden en afirmar que Cuba vivió intensas jornadas de democracia con el actual debate popular para consensuar el texto constitucional, el cual de aprobarse esta semana por los parlamentarios correspondería al Consejo de Estado convocar a un referendo popular para febrero de 2019, donde el pueblo con su voto dirá la última palabra.